Tipos de implantes dentales

Si tienes problemas con tus dientes sin duda te habrás planteado la opción de ponerte implantes dentales. Se trata de un tipo de piezas resistentes, firmes y muy útiles, desde por muchos años hasta para toda la vida, dependiendo de sus características. A continuación se presentan diferentes tipos de implantes dentales para que puedas conocerlos y seleccionar los que mejor se amolden a tus necesidades.

Los implantes que se integran dentro de hueso

También conocidos como implantes endo-óseos u osteointegrados, los implantes que se colocan dentro del hueso son los que más comúnmente se colocan en la actualidad. Se trata de un tipo de implantes que se ubican en los huesos maxilares o también en los huesos de la mandíbula. Cuando están listos y la osteointegración ha terminado se coloca la corona o prótesis para lograr darle al diente el aspecto deseado. A continuación se presentan las diferentes formas de implantes endo-óseos. La primera de ellas es la implantación en láminas, la segunda la implantación de tornillo que actualmente es la más utilizada y la tercera por tornillos cilíndricos. Estos implantes se suelen utilizar como alternativa en pacientes que tienen prótesis extraíbles o puentes y están elaborados con metales biocompatibles, como por ejemplo el titanio, lo que le permite colocarlos de forma consecutiva en varios dientes.

Implantes que se integran fuera del hueso

 Por otro lado, los implantes yuxta-óseos o subperiósticos son aquellos que se ubican fuera de los huesos, ubicándose en forma de marco de metal debajo del tejido de las encías. Suelen tener la forma de las orillas de los huesos para poder fijarlos de forma adecuada.

Fuente de la imagen: DentistasEn.es

En la actualidad estos implantes se reservan a los pacientes que no pueden usar las dentaduras convencionales o que tienen una altura ósea mínima. Cada vez se están utilizando menos, ya que como se colocan justo encima del hueso presentan diferentes problemas como la osteointegración. Se trata de unos implantes más grandes y extensos, que necesitan cirugías más amplias, así que es más fácil que se produzcan complicaciones y la recuperación de los pacientes suele ser más lenta. Normalmente se realizaban con aleaciones de cromo-molibdeno, con lo que los encargados de confeccionarlos eran los técnicos dentales.

Más tipos de implantes y sus características

En general, los implantes dentales deben estar elaborados con materiales de titanio, ya que éste se integra muy bien con los huesos, y la forma del tornillo siempre tendría que ser o recto o con formas anatómicas, pero nunca curvado o de formas diferentes que pudieran dañar la dentadura.

El cuello de los implantes también debe incluir un sistema anti rotacional externo para no desenroscarse y debería estar elevado con un sistema anti rotacional interno. Asimismo, los implantes de conexión externa hace mucho tiempo que existen en el mercado y se trata de un tipo de implantes que se conectan de forma externa mediante un tornillo mientras los de conexión interna funcionan con unos pivotes que entran en el implante, siendo más resistentes. Actualmente se utilizan mucho más los implantes de conexión interna, que se fabrican desde hace unos veinte años, mientras los de conexión interna son más antiguos y tienden a romperse o soltarse con más facilidad.

Comentaris


No hi ha cap comentari

Comenta aquest article

Publicitat
Publicitat