Por qué sube en verano la electricidad

Claves de la subida de electricidad en verano

Todos los años, la factura que llega tras el verano prosigue siendo igual o bien más alta que el resto del año. Greenpeace ha analizado cuáles son los motivos de esta subida y de qué manera evitarla. La organización resalta que se practica una política energética que prefiere las energías obsoletas y contaminantes que tiene un impacto directo en las facturas de los hogares, antes que favorezcan los beneficios ambientales y económicas que supone la utilización de energías renovables por no decir, el ahorro energético que supone.

“Es normal que nos preguntemos de qué manera posiblemente tengamos una factura tan alta si hemos estado fuera. Es una cosa que se escapa a toda lógica y que podría tener solución con voluntad política si el nuevo Gobierno deja de torpedear el ahorro energético y las renovables para resguardar el interés de las eléctricas”, ha declarado Sara Pizzinato, responsable de la campaña de Energía de Greenpeace.

Las claves para comprender la subida de la luz en verano son:

- Coste de la electricidad variable conforme la fuentes de energía

En España el coste de la electricidad cambia en función de qué tecnologías proveen a cada hora de día a día del año. Se fija mediante un mercado mayorista que cada hora marca el costo con un mecanismo marginalista. Esto es, primero se adquiere todo el stock de la fuente de energía más económica libre. De ahí se pasa a adquirir las más caras hasta llegar a cubrir toda la necesidad de electricidad prevista. El costo final va a ser determinado por la fuente más cara.

- Las primeras fuentes de energía en acceder al mercado son las renovables

Al comenzar la adquisición de energía por la más económica, las primeras fuentes de energía en acceder al mercado son las renovables (que ofrecen su producción a costo prácticamente cero puesto que el viento y el sol son sin coste y los costos de mantenimiento y operación son bajos) y la energía nuclear (que externaliza la mayor parte de sus costos ambientales, como la administración de los restos nucleares o bien la responsabilidad limitada en el caso de accidente).

Si hace falta más electricidad para satisfacer toda la demanda, entran en funcionamiento centrales con costos (y emisiones contaminantes y de CO2) mucho mayores como las de lignito o bien de gas. Al final, todas y cada una van a recibir por la electricidad vendida al mercado mayorista exactamente el mismo precio: el de la última tecnología en entrar, o sea, la más cara.

- Menos renovables, mayor costo mayorista

Podemos identificar en los medios de comunicación muchas noticias sobre las renovables que varian en su producción a lo largo del año. Por ende, cuantas menos energías renovables entren en el mercado, generalmente, mayor va a ser el costo mayorista de la electricidad en tanto que va a aumentar la probabilidad de que haga falta usar centrales más caras y contaminantes como el lignito y el gas para cubrir las necesidades de electricidad para todos... Pero, ¿En realidad tenemos las instaciones suficientes? Siendo que, por ejemplo, Alemania nos supera en capacidad renovable cuando a lo largo del año tienen muchas menos horas de Sol que España.

- Incremento del consumo y menos viento y agua

Casi todos los años cerca de los meses de enero, junio y julio ocurren 2 cosas: un incremento de la demanda de electricidad a raíz del repunte del frío o bien del calor (calefacción y aires acondicionados). Recordadon que en las zonas conteras con mayor indice de turismo, directamente los contadores se disparan. Además de esto en verano, en general,  hay menos viento y menos disponibilidad de agua en los pantanos. Estos 2 factores hacen que sea preciso adquirir más energía de fuentes caras y sucias para poder cubrir toda la demanda.

En la gráfica siguiente podemos testearlo:
 

La imagen anterior pertenece a las estadísticas del Red Eléctrica de España... AQUI

- Factura indiferente al ahorro de energía

Si bien se reduzca a cero el consumo de electricidad, el consumidor deberá continuar pagando parte de la factura eléctrica fija que es proporcional a la potencia contratada. Este término fijo ha crecido desmedidamente en los últimos tiempos a raíz de la presión de las compañías eléctricas, que no desean ver mermados sus beneficios aun cuando la crisis o bien las medidas de eficacia han bajado sensiblemente la demanda de electricidad. Esto causa que la bajada de consumo del verano en el hogar prácticamente no se vea reflejada en la factura.

- Poca energía solar instalada

En España, uno de los países con más sol, hay poquísima energía solar instalada (cuatro con ocho GW): solo un cuarto que en Italia (dieciocho GW) y solo una décima una parte de lo que tienen en Alemania (cuarenta GW). Además de esto, desde la última legislatura, prácticamente no se instala nueva capacidad de energía solar en España.

Comentaris


No hi ha cap comentari

Comenta aquest article

Publicitat
Publicitat