Aplicación del Reglamento Europeo sobre Información Alimentaria

Desde su aprobación en el año 2011 y su obligado cumplimiento desde el año 2014, el Reglamento nº 1169/2011 de la Comisión Europea para la Información alimentaria ha facilitado mucho el consumo.

 

Este Reglamento dicta que todas aquellas empresas que tengan algo que ver con la industria alimentaria, están obligados a ofrecer a sus consumidores toda la información posible sobre la “vida” de esos alimentos. De esta forma, se comunica a los consumidores cuáles son los alimentos que pueden contener alérgenos dentro de ese producto.

 

Básicamente, esto consiste en contar toda la historia del producto, desde sus materias primas hasta cada una de las sustancias con las que convive o se mezcla para conseguir el producto final.

 

Para aquellas empresas de la industria alimentaria que tengan que cumplir este Reglamento existe una herramienta de gran utilidad, www.fichatec.com, que puede ayudarles a tener organizadas todas las fichas de alérgenos, así como facilitarle el trabajo cada vez que tengan que usarlas.

¿Qué empresas y sectores deben cumplir este reglamento?

Lo cierto es que toda empresa cuyo ejercicio se base en la industria alimentaria o tenga algo que ver con ella debe cumplir este reglamento. Sin embargo, dentro de esta industria se distinguen tres tipos de sectores según la forma de interactuar con los alimentos.

 

Las empresas fabricantes de alimentos, como pueden ser, por ejemplo, las lecheras o los mataderos y criaderos de animales. Estas empresas son las primeras manos por las que pasa cualquier alimento, por lo que deben determinar de dónde viene su materia prima, cómo la tratan y almacenan, qué procesos intervienen en su tratamiento y con qué sustancias interactúan, etc.

 

Estas empresas también incluyen empresas de envasado, que deben determinar también quien le sirve el producto, con qué sustancias se envasan o de qué manera se transportan. El hecho de que este grupo de empresas cumpla con el Reglamento es fundamental, ya que son las primeras que tratan el producto y, sobre todo, las que se lo venden a los dos siguientes grupos.

 

Los comercios de productos sin envasar como panaderías, pescaderías, supermercados, hipermercados o cualquier tienda que comercialice productos frescos. Estas empresas tratan con productos que no cuentan con un envasado de fábrica, por lo que deben ser muy escrupulosos en cuanto al cumplimiento del Reglamento.

De esta forma, deben comunicar las características de cada producto, determinando de dónde viene, por qué procesos pasa antes de ponerse a la venta y, sobre todo, si interactúa con alguna sustancia que pueda alterar sus características alérgenas.

 

Finalmente, el sector de la hostelería, donde se encuentran cafeterías, restaurantes, bares o cualquier negocio que sirva y prepare comidas en sus instalaciones. Estas empresas deben tener estipulado en su carta de menú la leyenda de alérgenos, para que el consumidor final esté informado, en todo momento, de los alimentos que consume.

Comentaris


No hi ha cap comentari

Comenta aquest article

Publicitat
Publicitat